Ir al contenido principal

Global Overview Magazine

Revista de actualidad política, religiosa, económica, social, cultural, científica y educativa con alcance internacional
ISSN 2618-1916

CONFLICTO GLOBAL Y MEDIO ORIENTE



El presente trabajo se enmarca dentro de los análisis que se están llevando a cabo con respecto a la Crisis aun no resuelta del Medio Oriente en particular los casos de Siria e Irak. Al respecto tendremos en consideración los siguientes indicadores:

1.La crisis de Siria e Irak se enmarca en la denominada Crisis del Mundo Arabe –conocida como Primavera transformada en un gélido invierno - donde las estructuras seculares son cuestionadas por nuevos actores sociales que apelan muchos de ellos a la cuestión religiosa. El conflicto instraislàmico de shiitas y sunnitas.

2. El contexto internacional donde juegan nuevas alianzas y bloques con contenido político, socio-econòmico y religioso. Es menester ver varios actores en el marco global que intervienen, por un lado la presencia de Rusia e Iràn en apoyo del gobierno de Siria y en el caso de Irak la participación de Iràn y organizaciones yihadistas. No en menor medida en estos conflictos la intervención de Estados Unidos, algunos aliados de la OTAN, y estados del Golfo como Qatar y Arabia Saudita, estos dos últimos en clara oposición al régimen sirio.

3. Turquìa y los Kurdos en sus diferentes expresiones son actores de relevancia que intervienen en ambos conflictos.

4. Los nuevos escenarios que se van gestando luego de la simbólica batalla de Aleppo en Siria. Y que darán conclusión a este trabajo


Desarrollo

Los conflictos globales siguen estando a la orden del día, el presente trabajo todavía en desarrollo implica el abordaje y análisis de uno de los conflictos de mayor envergadura que afectan a la denominada región del Medio Oriente y el Levante, en particular el conflicto aún no resuelto de Siria e Irak, con varios actores sociales en escena y a su vez en pugna.

Debemos destacar que dichos conflictos tienen varios Indicadores que se han extraído del análisis efectuado

1.1 En marzo del 2011, comienzan movilizaciones en Siria en el clima generado por la denominada Primavera Arabe que ya había tomado cuerpo en Túnez y Egipto, donde se cuestiona al régimen de Bashar Al Asad.
El conflicto religioso intraislámico comienza a mostrar sus aristas, sabiendóse que si bien el gobierno de Siria es un gobierno secular, vinculado al antiguo Partido Baath, la mayoría de los dirigentes del régimen profesan la fé islámica dentro de la tendencia Alawita dentro de lo que la mayoría de la Ummah islámica (comunidad musulmana) que es sunnita, considera que es una herejía o desvío como el Alawismo muy próximo al shiismo o Shi'a si bien diferentes. Teniendo en cuenta como agravante que la mayoría del pueblo sirio profesa el islam sunnita.

1.2 Desde el 2013 en adelante, el conflicto se agrava y va tomando envergadura de guerra civil donde habrá varios protagonistas en escena:

a. El régimen sirio y su Ejército nacional.

b. La formación del Ejército Libre de Siria de oposición al régimen y con apoyo de países del golfo arábigo como Arabia Saudita, Qatar y otros.

c.El apoyo de Irán como un actor importante en la escena a través de las denominadas milicias populares al igual que en Irak y combatientes del Hezbollah.

d. La aparición desde el 2013 y con fuerza y desarrollo desde el 2014, de las fuerzas denominadas yihadistas para nombrar solo las dos más importantes que irán mutando principalmente la primera el denominado Frente Al Nusra brazo de Al Qaeda en Siria, y el creado Estado Islámico de Irak y Siria conocido como Al Dawla al Islamiya al Sham o DAESH o Isis.

Este último que fué creciendo en la escena de los conflictos de Siria e Irak y que pasó al presente como algo nuevo dentro del yihdismo y que pretende instaurar un Califato o Estado confesional, con leyes islámicas rigurosas como la Shari'a en el sentido sunnita dentro de la escuela más tradicional y rigorista llamada Salafista.
No hay que olvidar tres cuestiones, el Estado Islámico pretende instalar un Estado, con territorio y gobierno, obedece a un Califa o Imam que es Abu Bakr al Bhagdadi, llamado Califa Ibrahim, y que su génesis fué Al Qaeda en Irak y el territorio mesopotámico bajo la conducción del asesinado líder Al Sarqawi.
El actual conflicto de Siria e Irak, se enmarca en cuestiones de cambios de paradigmas fundamentalmente con resepcto al mundo árabe e islámico muy difícil de entender desde una óptica denominada occidental, etnocrentrista e incluso ideológica.
Un abordaje bastante serio serían como juegan los cambios en los Paradigmas del mundo islámico que hoy por hoy lleva a profundizar cada vez más la fractura intraislámica entre principalmente shiitas y sunnitas, fractura que no es ajena como causas de las graves consecuencias que han adquirido estos conflictos.

Veamos:

La crisis del conflicto de Siria que algunos dan como inicio del conflicto a marzo del 2011 aun sigue en pleno desarrollo y aunque muchos no lo digan está lejos todavía el camino de la finalización.
La internacionalización de un conflicto que incluso pone en evidencia la vulnerabilidad de la soberanía de un país, tiene a varios actores sociales interviniendo en la escena del mismo o bien participando desde el exterior.
El régimen sirio sostenido en su propia legitimidad y en el apoyo de su Ejército, ante la internacionalización del mismo, entreteje una alianza táctica y estratégica con la Federación Rusa – que ya poseía una base naval en Tartuz, territorio de Siria – y la República Islámica de Irán.
Del lado opositor al régimen del presidente Bashar al Asad, se situa el denominado Ejército Libre de Siria, que ha sido apoyado en sus comienzos por Estados Unidos y Arabia Saudita.
La situación tiende agravarse entre el 2013 y el 2014, con la aparición en escena de los denominados movimientos yihadistas que cobran protagonismo en el escenario, incluso desplazando al denominado Ejército Libre, estamos hablando en primera instancia del Frente Al Nusra, en sus comienzos brazo de Al Qaeda en Siria, que en el desarrollo del conflicto cobró autonomía y marcó diferencias con la propia conducción de Al Qaeda a nivel global. Al Nusra como organización se rige por el mandato del islam sunnita férreo enemigo del islam alawita del régimen sirio y de la shi'a de la República Islámica de Irán.
Esta organización tendrá un organigrama muy similar a su adversario Estado Islámico que entrará en acción en el año 2014, dicho organigrama comprende, el Consejo Militar con sus comandantes, el Consejo Religioso o de Shura que aplica fatwas(sentencias) y dentro de la legislación de la ley islámica – Shari'a- en línea con la jurisprudencia más estricta de la escuela de Al Hanbali, del sunnismo más tradicional. También están los Consejos de Inteligencia y Relaciones internacionales.
El año 2014 depuntará con otro actor que ha de aparecer en el escenario internacional y en particular en la guerra de Siria e Irak. Luego de las dos invasiones de los Estados Unidos a Irak, el remanente de la Guardia Republicana – Ejército de Elite- de Saddam Hussein, junto a diferentes tribus sunnitas y el brazo de una orden islámica turco sufí, pasarán a la resistencia de la invasión de Estados Unidos y del gobierno impuesto desde Washington de orientación shiita y pro iraní, agravando mucho más el conflicto sabiendose de la enemistad entre shiitas y sunnitas, y de la posterior persecución de poblaciones sunnitas, se dará curso a la formación de Al Qaeda en Irak y el territorio Mesopotámico, con los actores sociales anteriormente nombrados – remanente de la Guardia Republicana, tribus sunnitas y parte de la orden sunnita sufí- bajo la conducción de Abu Musa Al Zarqawi, de nacionalidad jordana y comandante veterano y senior de Al Qaeda, quien será asesinado a los cuarenta años de edad en la localidad de Hibhib en Irak, el 7 de junio del año 2006.
La muerte de Abu Musa Al Zarqawi, senior de Al
Qaeda, llevará a una fuerte mutación de la organización que unida a otras organizaciones yihadistas y de muhajadines provenientes incluso de la anterior conformación de Al Qaeda, de veteranos de la resistencia contra los rusos en Afghanistán e incluso de combatientes uzbekos, chechenos y de otras regiones de la ex- Unión Soviética – todos islámicos e incluso anti régimen ruso- formarán el denominado Estado Islámico para Siria e Irak, en árabe Al Dawla al Islamiya al Sham, conocido también como Daesh o ISIS.
El Estado Islámico superará a nivel de conformación y de ambiciones geopolíticas hasta lo que ahora se había conocido dentro del denominado yihadismo, incluso marcará profundas diferencias religiosas y de táctica y estrategia militares en las siguientes cuestiones:

1. Se proclamará Califato, volviendo a la génesis del antiguo califato islámico desde el siglo VII de C. cuando aparece Muhammad, el Califa será autoridad religiosa, política y militar.

2. Tendrá una extensión territorial, en el caso de Irak, la ciudad de Mosul fué su bastión hasta su asedio en este año 2017, por parte de la coalición encabezada por Estados Unidos, OTAN y aliados como Jordania, Egipto y Arabia Saudita.

En Siria tendrá bajo su dominio hasta su expulsión a las ciudades de Palmira y Alepo, siendo todavía fuerte en ciudades cercanas a Raqqa donde se centra su comando.

3. El Califa será el conductor y en caso de muerte se elegirá su sucesor a través del Consejo de Gobierno y Comandantes, el organigrama lo complementaan el Consejo de Inteligencia Militar, el Consejo de Relaciones Internacionales, el Consejo Religioso o de Shura para la aplicación de la Shari'a(ley) a través de un Consejos Ulemas (sabios de la ley)e Imames (guias religiosos).

4. El Califato en principio tendrá su base territorial en Siria e Irak, no desacartadas las otras tierras a conquistar como – Al Sham en árabe- el caso de Libia, y extensiones a Africa y Asia.

El Califato recaerá en Abu Bakr al Bhagdadi, conocido entre sus seguidores como el Califa Ibrahim, la historia de Al Bhagdadi se remonta a estar prisionero en el campo de detención de Abu Ghai bajo Estados Unidos, en una de las invasiones a Irak, sus biógrafos lo señalan como un hombre callado, estudioso y religioso, de ello leía el Corán en su lugar de detención, su creencia al igual que la del Estado Islámico es islámica, sunnita y dentro del sunnismo, se declara un salafista tradicional, solo reconoce a Allah, al profeta – Muhammad- y solo a los cuatro califas sucesores. Es la gran diferencia que tienen y sienten junto al sunnismo contra el shiismo a los que califican de desviados y apóstatas, no olvidar que el shiismo tiene su base en Irán y en el gobierno alawita protoshiita de Siria.
Los conflictos de Siria e Irak, se han agudizado de tal forma que la propia República Popular de China que hasta el momento sigue el conflicto pero sin intervenir, ha señalado que Siria se está convirtiendo en un “nuevo Afhganistán” teniendo en cuenta de yihadistas chinos ugures que se han alistado en el denominado Estado Islámico.
La composición del denominado Estado Islámico a alcanzado un alto grado de heterogeneidad desde árabes hasta europeos, pasando por asiáticos y elementos de comandantes seniors de las ex repúblicas soviéticas y de los estados caucásicos, como uno de los comandantes seniors y número uno en Siria, el checheno Abu Omar Al Sisani.
Otros actores sociales no menos importantes en estos conflictos son la presencia de Turquía que por un lado algunos acusan de ser un corredor de yihadistas que entran desde ahí hasta Siria, y otros acusan a Turquía de alianza con el gobierno sirio e iraní, con un claro objetivo, eliminar a los kurdos y sus deseos independentistas. La posición de Turquía resulta para muchos estudiosos y analistas como ambivalente, por un lado apoyo a los movimientos islamistas para combatir a los kurdos y por otro se proclama aliado extra OTAN.
Otro actor social que hoy es observado con alto grado de desconfianza por sus propios vecinos del Golfo Arábigo, es el Emirato de Qatar, sospechado de hacer una política de doble standard, por un lado junto a los Estados árabes del Golfo, conforma la alianza militar para combatir al denominado yihadismo pero por otro lado Qatar, ha apoyado a la organización política islamista Hermandad Musulmana, al movimiento islámico palestino Hamas enemigo acérrimo del Estado de Israel, y difunde y financia a la Cadena de Noticias de Al Jazeera cuyo perfil de noticias es a favor de todos estos actores sociales.
Arabia Saudita, Egipto, Bharain y Emiratos Arabes Unidos, que junto a la OTAN y Estados Unidos combaten al yihadismo en Siria e Irak, acusan a Qatar de ese doble standard, muy agravado por la amistad con la República de Irán que manifiesta Qatar, sabiendo la guerra ya no tan fría entre la Media Luna Arabe y la Media Luna Persa que se dirime en Yemen y otras regiones como en Siria e Irak.
Desde el principio la gravedad del conflicto sirio e iraquí que corre el riesgo de ir calmandose solo en parte pero extenderse a otras regiones donde ya hay conflictos con los mismos protagonistas como en el caso del desierto del Sinaí en Egipto con organizaciones ligadas al Estado Islámico, en Libia donde también los yihadistas señalan su presencia y en Asia en regiones como en Filipinas, fracciones de China, y el Khorasan en Pakistán. Sin contar con el accionar clásico de los solitarios en Europa y otras regiones.
Las cuestiones de Siria e Irak, llevan a analizar un cambio de paradigmas en el accionar internacional de agudización de los conflictos, que potencializa su alta belicosidad e incluso de extensión, con el agregado de un nuevo elemento que lo potencia, la utilización del elemento religioso.
Si los conflictos son de origen geopolítico, económico y de hegemonías, el elemento religioso los potencializa, sabiendo que el elemento no racional e incluso intransigente está muy presente y no abierto a negociación alguna, el tiempo dirá como se irán o no resolviendo o si entraremos en un nuevo paradigma global, el de las incertidumbres, los conflictos armados regionales, y la aparición del fenómeno religioso como un elemento nuevo y traccionador de conflictos.
BIBLIOGRAFIA
Achcar, Gilbert (2013): The People Want: A Radical Exploration of the Arab Uprising. (G. M. Goshgarian, Trans.). Berkeley: University of California Press.
Baron, Xavier (2013): Aux origines du drame syrien (1918-2013). Paris: Tallandier.
Belhadj, Souhaïl (2013): La Syrie de Bashar al-Asad: Anatomie d’un régime autoritaire. Paris: Belin.
Bender, Larissa (Ed.) (2012): Syrien: Der schwierige Weg in die Freiheit. Bonn: J.H.W. Dietz.
Castellano, Isaac M. (2015): Civil War Interventions and their Benefits: Unequal Return. Lanham: Lexington Books.
Cooper, Tom (2014): Syrian Conflagration: The Syrian Civil War, 2011-2013. Solihull: Helion.
da Prata, Pierre Piccinin (2012): La bataille d’Alep: Chroniques de la révolution syrienne. Paris: L’Harmattan.
Dodge, Toby; Hokayem, Emile (Eds.) (2014): Middle Eastern Security, the US Pivot and the Rise of ISIS. (Adelphi Series, Vol. 447-448). Abingdon: Routledge.
Erlich, Reese (2014): Inside Syria: The Backstory of their Civil War and what the World can Expect. Amherst: Prometheus Books.
Estival, Jean-Pierre (2013): La tragédie syrienne: Révolte populaire ou complot international? Paris: L’Harmattan.
Filiu, Jean-Pierre (2013): Le nouveau Moyen-Orient: Les peuples à l’heure de la Révolution syrienne. Paris: Fayard.
Gunter, Michael M. (2014): Out of Nowhere: The Kurds of Syria in Peace and War. London: Hurst.
Halasa, Malu; Omareen, Zaher; Mahfoud, Nawara (Eds.) (2014): Syria Speaks: Art and Culture from the Frontline. London: Saqi Books.
Hinnebusch, Raymond; Zintl, Tina (Eds.) (2015): Syria from Reform to Revolt. (Vol. 1: Political Economy and International Relations). Syracuse: Syracuse University Press.
Javaher-Haghighi, Peyman; Azad, Hassan; Noshadi, Hamid Reza (2013): Arabellion: Die arabische Revolution für Freiheit und Brot von Kairo bis Damaskus. Münster: Unrast.
Kassim, Yang Razali (2014): The Geopolitics of Intervention: Asia and the Responsibility to Protect. (SpringerBriefs in Political Science). Singapore: Springer.
Kazimi, Nibras (2010): Syria through Jihadist Eyes: A Perfect Enemy. Stanford: Hoover Institution Press.
King, Robert; Loyd, Anthony (2014): Democratic Desert: The War in Syria. Amsterdam: Mets en Schilt.
Lister, Charles (in press): The Syrian Jihad: Al-Qaeda, the Islamic State and the Evolution of an Insurgency. London: Hurst.
Marty, Olivier; Kervran, Loïc (2013): Pour comprendre la crise syrienne: Éclairages sur un Printemps qui dure. Paris: L’Harmattan.
McHugo, John (2015): Syria: A History of the Last Hundred Years. New York: The New Press.
Ortiz, Alex (2014): The Syrian Conflict and its Grave Origins: From Civil Uprising to War: Surveying Domestic and Regional Political Relations in Syria. Saarbrücken: LAP Lambert Academic Publishing.
Osoegawa, Taku (2013): Syria and Lebanon: International Relations and Diplomacy in the Middle East. (Library of Modern Middle East Studies, Vol. 140). London: I.B. Tauris.
Phares, Walid (2014): The Lost Spring: U.S. Policy in the Middle East and Catastrophes to Avoid. New York: Palgrave Macmillan.
Romano, David; Gurses, Mehmet (Eds.) (2014): Conflict, Democratization, and the Kurds in the Middle East: Turkey, Iran, Iraq, and Syria. New York: Palgrave Macmillan.
Sahner, Christian C. (2014): Among the Ruins: Syria Past and Present. London: Hurst.

Prof. Mg. Eduardo Luis Moggia

Director

Global Overview Magazine