Ir al contenido principal

Global Overview Magazine

Revista de actualidad política, religiosa, económica, social, cultural, científica y educativa con alcance internacional
ISSN 2618-1916

JESUITAS ARGENTINOS Y TRANFORMACION SOCIAL - Primera Parte


El Centro de Investigación y Acción Social . El CIAS


Al decir del Libro del Eclesiastés: Nada nuevo hay bajo el Sol. Hoy la existencia de un Papa jesuita y de nacionalidad argentina inquieta a Tirios y Troyanos, pero la historia de la Compañia de Jesus y su compromiso social moderno comienza desde hace varias décadas comenzando incluso desde los 40 y 50 del siglo XX a través de los testimonios de historia argentina como los del jesuita Guillermo Furlong o la innovadora Escuela de Estudios Orientales donde se enseñaba el aporte del Islam, el Budismo, el Hinduismo y otras miradas a cargo del Padre Ismael Quiles

Corrian los tiempos que presidía la Compañia, el inolvidable Vasco, el Padre Pedro Arrupe, que desde Roma puso en sintonía a escuchar el clamor de los pobres y excluidos, y ser voz de los que no tienen voz.

La Universidad del Salvador en sus origenes surge bajo el álito de la Compañía de Jesús, hasta su último rector de la Compañía, el Padre Camargo, en el año 1977, saliendo de los años oscuros del proceso militar, donde muchos profesores especialmente de las Ciencias Sociales, encontrarán un espacio y una cátedra. Juan Carlos Portantiero, Abel Fleitas Ortiz de Rozas, Norberto Ivansich, Agustín de la Riega, Norberto Rodriguez Bustamante, Eduardo Fidanza, Alejandro Mayoral, Mario Wainfeld, Norberto Porta, Alejandro Alvarez, y tantos otros. Una gran apertura en las conciencias, en la pluralidad y en el debate de las grandes ideas nacionales.

El Colegio Máximo -como se denomina a las universidades o Studium de la Compañia- verdadera universidad, con sede en la localidad bonaerense de San Miguel, bajo el nombre de San José, albergó a jesuitas de primera linea como el padre Scannone director durante años de la Revista de Filosofía Stromata. El filósofo Scannone se destacó como filósofo y teólogo de excelencia.

Por el mismo Colegio se realizaban Congresos y Encuentros, recién llegada la democracia en 1983, uno de los más lúcidos pensadores de la Compañia, el Padre Fernando Storni, será convocado por el presidente Dr. Raúl Ricardo Alfonsín y su asesor el Dr. Raúl Borrás, para integrar el Consejo de Consolidación de la Democracia – creado con el fin de esclarecer la República luego de los años oscuros de la dictadura-.

Esta brevísima historia quedaría incompleta si no tomamos el Centro de Investigación y Acción Social, que funcionaba en el Barrio de Belgrano en la actual Ciudad Autónoma de Buenos Aires sobre la barrial calle O Higgins.

El CIAS como se lo conocía albergaba a los thinks thanks jesuitas de excelencia como los padres Virasoro, Fabbri, Luzzi, Pérez del Viso, Meiseger, Storni, Garcia Mata y tantos otros que tuve el gusto de conocer personalmente, en mis ganas de estudiar Sociología para comprender científicamente lo que ocurría en nuestra sociedad en transición democrática.

El Centro de Promoción Sindical que motorizaba a fines de los 70 y principios de los 80 el padre Luzzi . Un eximio fumador- albergaba en sus reuniones a dirigentes sindicales y obreros de base y de primeras lineas, muchos de ellos, integrarán posteriormente los cuadros de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y de la misma Confederación General del Trabajo (CGT). Luzzi era un hombre comprometido con las luchas sindicales y sociales y traslucia adrenalina en organizar a los trabajadores.

El Centro de Orientación Familiar a cargo del Padre Fabbri se adelantó en décadas a lo que sería hoy la política de Roma con respecto a la familia, el matrimonio y las nuevas visiones y orientaciones.
Los padres Virasoro y Storni, dos intelectuales de fuste en el CIAS, organizaban tertulias y charlas con intelectuales que comenzaban a depuntar en la Argentina democrática, uno de ellos, era el nombrado profesor y sociólogo Juan Carlos Portantiero que regresado reciente del exilio en los 80,,encontró en el CIAS y la Universidad del Salvador, una cátedra.

Paralelamente la sociedad argentina desandaba los pasos de la transición de la dictadura a la democracia recién nacida, donde los jesuitas nunca estuvieron ausentes en su compromiso con una sociedad democrática, abierta y transformadora.

Prof. Mg. Eduardo Luis Moggia.