Ir al contenido principal

Global Overview Magazine

Revista de actualidad política, religiosa, económica, social, cultural, científica y educativa con alcance internacional
ISSN 2618-1916

TECNOLOGIA 5G Y EL INTERNET DE LAS COSAS: ANALISIS ESTRATEGICO EN LA NUEVA ERA 4.0

TECNOLOGIA 5G Y EL INTERNET DE LAS COSAS:
ANALISIS ESTRATEGICO EN LA NUEVA ERA 4.0

DR. MARIO RAMON DUARTE

Abogado
Juez Administrativo (Corrientes-ARG)
Esp. Der. Mun. Cont. (UCSF-ARG)
Experto Ciberseguridad-Ciberdefensa


Hace años venimos apostando a la difusión y conocimiento de las nuevas
tecnologías desde el ámbito académico, como una necesidad inevitable que nos
plantea esta nueva era en tiempos de la cuarta revolución industrial. El ritmo
vertiginoso con que transcurre el tiempo y el espacio a medida que pasan nuestros
días, nos obligan a ser recíprocos en el dinamismo de las respuestas a cada
interrogante que se suscite en la cotidianeidad.
Entre tantas y tantas cuestiones atinentes a las nuevas tecnologías, una de las
que venimos escuchando con insistencia por su importancia y trascendencia es la
Tecnología 5G, tanto por la revolución que supone como así también por los
miedos que despierta entre quienes no la entienden todavía. Pero después de
varios años en que parecía que este tipo de tecnología no llegaría nunca, hoy
resulta ser todo lo contrario, sin embargo el 5G empezó este 2.019 a dar sus
primeros pasos y tanto las operadoras como los fabricantes móviles entre ellos

mencionamos a las líderes como son: Samsung, Huawei, Xiaomi o LG por
nombrar algunas entre la gran diversidad de empresas que están en carrera, ya
están realizando sus primeros anuncios en relación a su implantación en sus
dispositivos.
Pero, para poder seguir investigando esta fascinante tecnología como a la vez
también conociendo sus posibles dificultades, es preciso tener una definición lo
más certera posible respecto a lo que significa; y es por ello que en materia de
telecomunicación, el 5G son las siglas que hacen referencia a la quinta generación
de tecnologías móviles. Si bien como dijimos anteriormente, los primeros
lanzamientos se han realizado este año, en su versión estandarizada (Release 15
– Stand Alone), se prevee que esta tecnología se extenderá exponencialmente el
año próximo (2020).
Con respecto al desarrollo de la misma fue la compañía Sueca Ericsson la primera
en alcanzar la velocidad 5G, con demostraciones en directo del estándar previo a
la tecnología de la red (preestandar) 5G. También es dable mencionar que la firma
Huawei había realizado un anuncio con la operadora móvil Rusa Megafon, a los
efectos de desarrollar y estandarizar redes 5G de prueba, cuando se desarrolló la
Copa del Mundo en 2.018. Además es preciso saber que en febrero de 2.017, la
Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) dependiente de Naciones
Unidas reveló alguna de las especificaciones de la tecnología 5G. Entre ellas se
incluyen: velocidades mínimas de 20 Gbps de descarga y 10 Gbps de subida, y
una latencia de 4 ms. Se pretende optimizar los dispositivos para hacerlo lo más
eficiente posible para el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Está
previsto que todo el mundo utilice esa conectividad en 2025.
Hoy por hoy la velocidad a la que permite navegar esta tecnología en dispositivos
móviles es de hasta 1.2 gigabits por segundo. La tecnología 5G será el alma de la
nueva economía.

Los autos que se conducen solos, la realidad virtual, las ciudades inteligentes y los
robots que trabajen en red: todos funcionarán con tecnología 5G muy pronto. El

5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de
transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de
emergencia y socorro. Por eso, no resulta extraño que el gobierno del presidente
de Estados Unidos, Donald Trump, esté considerando una empresa de servicio
público de 5G financiada por el Estado, según un informe publicado este domingo
en Axios. Ahora, no hay hay ninguna razón para creer que eso sucederá. Un
proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares. Sería
una nueva y gigante apuesta muy diferente a cualquier cosa que el gobierno haya
asumido desde que envió hombres a la Luna.
Sin embargo, el 5G ya está en camino, independientemente de que el Gobierno lo
respalde o no. Las principales compañías de Internet están muy avanzadas en el
desarrollo de su redes 5G, y las primeras empezarán a funcionar en los próximos
años y sin dudas el próximo año entrante, 2.020, es el más esperado.
Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos
–Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de
red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en
procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales
compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están
construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G. La investigación y el
desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será
extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de
millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la
tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según
Barclays.
La industria inalámbrica espera que las redes 5G se lancen en 2020,
definitivamente. Este mes, el 5G superó un obstáculo significativo cuando 3GPP,
un consorcio inalámbrico internacional, aprobó un estándar de tecnología para las

redes de última generación. Se espera que el próximo año la Unión Internacional
de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas revise el estándar de 3GPP.
Después de eso, las compañías inalámbricas pueden comenzar a comprar y
vender equipos 5G bajo la garantía de que todo funcionará en conjunto. Mientras
tanto, Verizon y AT&T han avanzado en la prueba de redes 5G. AT&T indicó que
comenzará a desplegar su red 5G este año, aunque prácticamente nadie podrá
usarla hasta que los dispositivos compatibles con dicha tecnología lleguen a los
estantes de las tiendas. Y es poco probable que eso suceda antes de 2020.
Ahora bien en lo que respecta a nuestra región Latinoamericana, en lo que tiene
que ver a esta nueva tecnología 5G, Huawei es la empresa que más hizo pie en
esta parte del globo terráqueo, con el 5G es probable que el internet de tu celular
sea más rápido que el wifi de tu casa. Estamos hablando de tiempos que en lugar
de minutos pasarán a ser tan solo segundos. Según explica el diario The Wall
Street Journal, descargar una playlist de Spotify completa de una hora de duración
suponía 7 minutos con 3G, 20 segundos con 4G y 0,6 milisegundos con 5G.
Si quieres llevarte una película al avión para verla mientras estás offline, una
posibilidad que ofrecen servicios como Amazon Premium o Netflix, tardarás 3,7
segundos en descargártela con 5G frente a los 2 minutos con 4G. Descargar el
popular videojuego online Fortnite cuesta 14 minutos con 4G. Con 5G el tiempo se
acorta hasta los 24 segundos.
Se espera que México sea el primer mercado en lanzar servicios 5G comerciales,
de la mano de Telcel y AT&T", estimó la GSMA, que reúne a más de 80
operadoras de telefonía móvil y 200 empresas relacionadas con el sector. Brasil,
por su parte, anunció en el último Congreso Mundial de Móviles (MWC 2019) que
hará la licitación de espectro para 5G en marzo de 2020. "Es la cuarta vez que el
regulador brasileño cambia la fecha prevista. Primero iba a ser en 2018 pero esa
idea fue descartada casi de inmediato. Se pasó para el primer semestre de este
año y, más tarde, se corrió a fines de 2019" analiza la revista
especializada Telesemana. Chile también contó, durante el MWC 2019, que ya
inició el proceso para licitar espectro en las bandas de 700 MHz y 3,5 GHz. En

Perú se está planeado este proceso para 2020. En Colombia y en Argentina, como
en otros países de la región, por ahora solo se han hecho pruebas de la
tecnología. Pero aún falta licitar espectro para el 5G, que es un paso esencial para
el despliegue de este tipo de tecnología, tal como se mencionó anteriormente.
En este sentido otro de los factores claves es lo que se conoce como "latencia".
Es la capacidad de respuesta de la red a una petición nuestra. Con la red 5G, se
reducirá a un milisegundo, frente a los 20 de la red 4G.
Es un factor clave "para actividades como transmitir en vivo un partido en realidad
virtual o para que un cirujano en Nueva York controle un par de brazos robóticos
que realizan un procedimiento en Santiago", explica el experto en tecnologías
ópticas para redes de nueva generación, Abraham Valdebenito en un artículo.
En definitiva, podremos enviar y recibir datos de forma casi instantánea, para tener
un cabal conocimiento de lo que genera este nuevo tipo de tecnología. No es
casualidad que Japón quiera tener lista su red 5G antes de que empiecen los
Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Tokio en 2020.
La infraestructura 5G permite que más dispositivos estén conectados al mismo
tiempo. Tiene más potencia y esto ayudará salvar el cuello de
botella electromagnético que existe en las grandes aglomeraciones, sobre todo
urbanas.
Como si eso fuera poco más bondades de esta nueva tecnología es que en 2020
se espera que haya 30.000 millones de dispositivos conectados. Tener acceso a
internet en el móvil se ha convertido en una necesidad básica y ser capaces de
hacer videollamadas de calidad y ver contenido en streaming sin interrupciones
son exigencias cada vez más imperiosas. Los 300 Mb/s de bajada que ofrecen
actualmente las redes 4G parece que no van a poder satisfacer las demandas
futuras de los usuarios en cuanto a conectividad y velocidad.
Además de conectar nuestros teléfonos u ordenadores, el internet de las cosas
(IoT) aspira a la hiperconectividad, a la capacidad de conectar simultáneamente

nuestras casas (domótica), coches, relojes y ciudades a la red. Para procesar,
analizar y aprovechar la cantidad de datos que esto supondría, se necesita una
estabilidad constante. El 4G no puede garantizar estas múltiples conexiones, por
lo que es necesaria la implementación del 5G.
Algunas aplicaciones en las que el tiempo de respuesta resulta crítico y que serían
posibles gracias a una mayor estabilidad y a una menor latencia son:
 Vehículos autónomos: las redes 5G podrán responder lo suficientemente
rápido como para coordinarlos, ya sea automóviles que se comuniquen con
una central de control o para comunicarse entre ellos.
 Videoconferencias: establecer una conversación a través de un video súper
nítido y con alta resolución será posible gracias a la comunicación en
tiempo real.
 Entretenimiento: con una conexión 5G, se podrá hacer streaming de
contenidos directamente en los dispositivos de realidad virtual.
 Telemedicina: los médicos podrán realizar una operación o cirugía de
manera remota. Los retrasos en la conexión serán tan minúsculos, que los
doctores podrán usar robots para operar a 1.000 kilómetros de distancia.
Repetimos para no apartarnos del tema y recalcar que en cualquier caso, y como
hemos dicho antes, el 5G todavía no ha sido implementado. Esto quiere decir que
podemos teorizar u opinar sobre qué beneficios puede traer, pero que no lo
sabremos definitivamente hasta que no se implemente definitivamente y empiece
a explotarse. De momento ya hemos visto demostraciones como cirugías
teleasistidas en tiempo real, en la que el cirujano realiza las intervenciones a
kilómetros de distancia.
Un buen resumen de lo que supone el salto del 4G al 5G nos lo dió hace unos
meses el fabricante de chips Qualcomm. Para ellos, el 4G sirvió para conectar
personas entre ellas, y el 5G es un nuevo salto que permitirá "conectar personas
con todo lo que nos rodea", impulsando ya no sólo las comunicaciones, sino otros
sectores como la automoción, la medicina, la salud o los hogares.

Sin dudas hoy más que nunca la evolución de las nuevas tecnologías en esta
nueva era tecnológica, nos exige un imperativo del cual no podemos obviar y del
que somos parte en el denominado tercer entorno, el nuevo entorno virtual, en el
que ahora confluimos quienes utilizamos este tipo de telecomunicaciones con el
internet de las cosas (IoT), pero amen de todo lo esbozado seguimos en deuda
con una única reglamentación o regulación del ciberespacio, que más que nunca
es una necesidad, para avanzar ordenadamente hacia un nuevo tiempo, que ya
está entre nosotros.

Dr. Mario Ramón Duarte
Abogado
Juez Administrativo (Corrientes-ARG)
Esp. Der. Mun. Cont. (UCSF-ARG)
Experto Ciberseguridad-Ciberdefensa

https://conceptodefinicion.de/red-5g/
https://nae.global/5g-salto-internet-de-las-cosas/
https://www.xataka.com/basics/que-5g-que-diferencias-tiene-4g
https://www.iprofesional.com/tecnologia/294301-4g-5g-web-Tecnologias-moviles-para-reducir-
la-brecha-digital-en-America-latina
https://www.bbc.com/mundo/noticias-48477358